Los focos del ciclismo de carretera mundial apuntaban esta semana a Catalunya: se celebraba la Volta, una carrera de cien años de historia integrada en el UCI World Tour (primera división) que contaba este año con una participación magnífica encabezada por Alberto Contador y Chris Froome, que se encontraban en la carretera por primera vez desde la Vuelta a Andalucía. Se presumía un duelo de altura que, sin embargo, no tuvo lugar…

La primera etapa pareció a punto de aguar la carrera: tres corredores de clase media (Paterski, De Clercq y Rolland) escaparon del control del pelotón y marchaban muy destacados hacia la meta de Calella. Llegaron a tener casi un cuarto de hora de ventaja que finalmente quedaron reducidos a tres minutos; no muchos, pero suficientes a priori para que coparan el podio de la ronda catalana a poco que se siguiera un guion convencional propio del ciclismo en ruta.

Por fortuna, los equipos de los grandes favoritos decidieron improvisar como pocas veces. Contador y su Tinkoff-Saxo, Valverde y su Movistar Team, Urán y su Etixx, Aru y su Astana, Porte y su Sky, debilitado por la enfermedad de Froome… Todos convirtieron cada kilómetro del ciclismo en ruta en un desafío para los tres insolentes que encabezaban la general. Fue así que se gestó un espectáculo magnífico cuyo gran protagonista fue Alejandro Valverde, que acumuló tres triunfos de etapa, con Richie Porte como gran triunfador al anotarse la general por delante del propio murciano, Domenico Pozzovivo y Alberto Contador, que se fue al suelo en la penúltima jornada y estuvo cerca de abandonar.

Cofidis estuvo presente por partida doble en esta Volta. Por una parte, fue patrocinador de la carrera, auspiciando su disputa. Por otra, el equipo ‘rojo’ estuvo en presente. Quien más destacó fue el neoprofesional vascofrancés Loïc Chetout, autor de varias fugas de mérito pese a su relativa inexperiencia, mientras que el mejor clasificado en la general fue el marbellí Luis Ángel Maté (25º).

El otro punto de interés de la semana estuvo en Bélgica, donde se celebraron dos clásicas de adoquín: E3 Harelbeke y Gante-Wevelgem. En la primera se impuso Geraint Thomas (Sky), el más poderoso en la resolución final ante Zdenek Stybar (Etixx) y Peter Sagan (Tinkoff-Saxo). El galés volvió a estar presente en la segunda cita, en la cual el viento le mandó literalmente fuera de la carretera. Gante-Wevelgem fue dantesca y acabó destrozada. En esas hostiles condiciones climáticas el más fuerte e inteligente fue Luca Paolini (Katusha), que fue acompañado en el podio por Niki Terpstra (Etixx) y el propio Thomas. Por parte de Cofidis terminó la carrera Florian Sénéchal, 19º entre los 39 corredores que llegaron a meta.

Los ‘rojos’ de Cofidis estuvieron presentes en otra clásica flamenca del ciclismo en ruta, A través de Flandes, en la cual Cyril Lemoine fue 7º mientras se imponía Jelle Wallays (Topsport Vlaanderen) y en una pequeña ronda por etapas de Córcega, el Critérium Internacional, en el cual Nicolas Edet volvió a acreditar su regularidad con un 7º lugar en la general final encabezada por Jean-Cristophe Péraud (Ag2r).

Esta semana que empieza hoy tiene una palabra clave: Flandes. El domingo se disputará De Ronde van Vlaanderen, el Tour de Flandes, segundo Monumento de la temporada. Aun sin los lesionados Tom Boonen y Fabian Cancellara, el espectáculo será tremendo. Los Cofidis participarán liderados por Florian Sénéchal. También acudirán en viernes y domingo a dos citas de la Copa de Francia, Route Adélie y París-Camembert.


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*