La ronda francesa publicó ayer el recorrido 2021 en el que vuelven las dos cronos y dos bloques de montaña bien diferenciados.

No será totalmente un Tour de Francia “como los de antes” (si es que alguien es capaz de identificar qué quiere decir eso exactamente), pero lo cierto es que el recorrido presentado el pasado domingo por ASO recupera buena parte de sus características consideradas clásicas. Esta vez, debido a la pandemia por la Covid19, no hubo acto de presentación del  Tour de Francia 2021. La organización tuvo que conformarse con emitir un comunicado de prensa y publicar el recorrido en su página web.

Lo más destacado, sin duda, del nuevo trazado del Tour 2021 es que las cronos individuales recuperan protagonismo. Habrá dos, aunque eso sí de apenas 30 km; pero una de ellas llegará muy pronto, en la quinta etapa, lo que supondrá un importante cambio en la dinámica de la carrera. En las últimas ediciones, la CRI se posponía hasta la última semana con la idea de apretar la general y que hubiera muchos candidatos al triunfo. Pero prever lo que van a hacer los corredores en función de un trazado previsto meses antes es bastante arriesgado. Muchos analistas han visto en esto de eliminar o atrasar las CRI efectos negativos para la carrera: muchos ciclistas apenas perdían tiempo en la montaña y, por tanto, no arriesgaban. Quizás por eso, poner una CRI antes del primer bloque de montaña, ayudaría a que escaladores con tiempo perdido tengan que atacar de lejos para recuperar el tiempo perdido.

Doble paso por el Ventoux

Pero quizás la fecha clave, simbólica, del TDF 2021 será el 7 de julio. En la 11ª etapa, se ha previsto una etapa con doble paso por el Mont Ventoux. El gran coloso de la Provenza se pasará dos veces en carrera por primera vez en la historia del Tour. El Ventoux tiene tres vertientes. La más famosa, habitual y dura es la que parte de Bedoin. Esta se hará en segundo lugar. Antes los ciclistas se acercarán al coloso desde Sault, en una vertiente más moderada y larga, ideal para desgastar las fuerzas de los ciclistas. También es importante destacar la longitud de la etapa, casi 200 km, y que no acaba en alto sino en la localidad de Malaucène, justo al acabar el descenso por la tercera vertiente de la empinada montaña.

Y este detalle, el de no acabar las etapas de montaña en alto es quizás el tercer rasgo diferenciador de este Tour 2021. La primera etapa de montaña en los Alpes acabará también en bajada, en Le Grand Bernard, tras coronar el duro encadenado de los pasos del col de Romme y la Colombière. En los Pirineos también tendremos dos etapas más con final en bajada, uno de ellos en Andorra. Y es que, muchas veces, las bajadas han servido para establecer más diferencias en la general que muchas de las subidas más empinadas.

La última gran oportunidad para los escaladores en el próximo Tour de Francia será en otra de esas etapas exprés y pensadas para hacerse a toda mecha. Apenas 130 km entre Pau y Luz Ardiden, con el Tourmalet como paso intermedio. Un encadenado que debería servir para que los favoritos tomaran posiciones antes de la CRI final de 31 kilómetros del sábado.

Toda la información sobre el nuevo recorrido del TDF 2021 en la web: https://www.letour.fr/es/


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*