El británico del Mitchelton-Scott consigue llevarse la ronda española con una soberbia actuación en las dos etapas finales en Andorra. Simon Yates confirma el dominio del ciclismo británico en el panorama ciclista actual. A pesar de las escasas diferencias en la general, el pequeño escalador del Mitchelton-Scott ha sabido, no solo mantener a raya a sus rivales, sino incrementar las ventajas en la clasificación general en las duras etapas andorranas.

A base de aguantar en las subidas finales y explotar su gran rush en el último kilómetro en cuesta, Yates ha sabido gestionar sus fuerzas e ir incrementando, poco a poco, esas diferencias, casi siempre a su favor. Un año más, la Vuelta a España se ha mostrado como la ronda por etapas más emocionante del año. Varios de los favoritos –Yates, Kriswijk, Valverde, Quintana, Urán, López, Mas– estuvieron en un pañuelo durante buena parte de la competición.

La incertidumbre era muy elevada y los espectadores pudieron comprobar pequeños hundimientos y grandes remontadas. De gran favorito, Nairo Quintana tuvo que ir cediendo en expectativas para acabar ayudando a Alejandro Valverde. El propio Valverde dejó en alguna etapa la sensación de que podría con Yates, ni que fuera a base de aceleraciones y sumar bonificaciones. Rigoberto Urán parecía un candidato sólido y experimentado pero se dejó sus opciones ya en el tríptico asturiano. Kriswiijk tuvo grandes actuaciones como en la CRI, pero los finales muy empinados no le favorecían… Todos ellos, cedieron finalmente, no solo ante la solidez de Yates, sino también ante el empuje de Miguel Ángel López y sobre todo de un Enric Mas que se ha confirmado en esta Vuelta 2018 como el emblema del ciclismo español del futuro. Tanto Mas como López fueron a mejor en los últimos días, pero para entonces Simon Yates ya gestionaba una buena renta sobre estos dos rivales como para poder rodar más tranquilos.

Y es que las prueba de tres semanas son para fondistas que saben regular y mantener sus opciones sin fallar ningún día. Yates estuvo muy bien en algunos finales, en alto, notable en la CRI y magnífico dando guerra en las dos etapas finales en Andorra. Sobre todo, en la primera, con final en Naturlandia, donde atacó desde los primeros kilómetros tratando de dejar fuera de juego especialmente a Valverde.

La Vuelta 2018, por tanto, cierra un año mágico para el ciclismo británico que muestra como el país dominador, al menos, en lo que respecta a las grandes vueltas. Este año, las tres grandes Vueltas por etapas han sido para ciclista de Reino Unido: Froome (Giro), Thomas (Tour) y Yates (Vuelta). Un dominio que muchos expertos creen que proviene en su profundo trabajo de base en el ciclismo de pista, en la que ya llevan varios lustros acumulando éxitos y fraguando campeones de la talla de Wiggins, Cavendish, Thomas, los hermanos Yates etc.

Mención a parte merece la actuación del nuestros chicos del Cofidis Team que han logrado acabar la Vuelta superando las expectativas iniciales. Una etapa con Bouhanni, mucho protagonismo en las escapadas y muchos días de líder de la Montaña para un Luis Ángel Maté que ha sufrido como nadie para poder llegar a Madrid a pesar de su enfermedad. ¡Olé por nuestros Cofidis, que nos han hecho disfrutar mucho en esta ronda española!


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*