La temporada ciclista 2016 está amaneciendo. Los anuncios de nuevos patrocinadores, de fichajes, de recorridos, dejaron paso a los actos protocolarios, las presentaciones, los eventos ciclistas sin bicicletas. Cruzado el Rubicón del primero de enero, siguen sucediendo prolegómenos, pero ya se comienzan a escuchar las calas ajustándose a los pedales, los piñones engranando, el bisbiseo de los grupos electrónicos. La competición ciclista ha regresado.

Como ya es tradición desde hace casi dos décadas, las primeras pedaladas de la élite del deporte de la bicicleta suceden en Australia. En el hemisferio sur es verano, época propicia, y dicho país es ahora una potencia del ciclismo, aunque hace unos años sus representantes fueran un exotismo en el pelotón.

En los países anglosajones se llevan mucho los ‘critérium’, carreras ciclistas disputadas en cascos urbanos sobre varias vueltas a un circuito habitualmente llano y atestado de público. En Australia, los números uno son los Mitchelton Bay Crits, cuatro critériums que se disputan a partir de primero de enero en varias localidades costeras. Son un concurso de pura velocidad y en él se ha impuesto el más rápido de la clase, Caleb Ewan.

Caleb Ewan

Ewan es uno de los mayores talentos del ciclismo mundial. De padre australiano y madre coreana, criado y mimado en la estructura de Orica-GreenEdge, conjunto WorldTour ‘aussie’, es apodado ‘Pocket Rocket’ porque es un cohete de tamaño bolsillo. Tan pequeña es su talla como poderosos sus muslos, principales responsables de una punta de velocidad impresionante. La pasada temporada, su presentación en la máxima categoría, anotó once victorias entre las que destaca un triunfo magnífico en la quinta etapa de la Vuelta a España, final en leve repecho en Alcalá de Guadaira en el cual sometió nada más y nada menos que a John Degenkolb, ganador de Milán-San Remo y París-Roubaix, y Peter Sagan, vigente campeón del mundo.

Con estas credenciales y varios compañeros a su servicio, era de esperar que ‘Pocket Rocket’ dominara en los Bay Crits, donde ya consiguió dos victorias siendo juvenil frente al mítico Robbie McEwen. Esta vez se impuso en tres de los cuatro y la general final, una superioridad que refrendó dos días después en el campeonato nacional de la modalidad critérium. Su reto es sumar a esta racha la versión de ciclismo a fondo en carretera, lo cual le permitiría lucir durante la temporada el maillot blanco, verde y amarillo que en 2015 le arrebató Heinrich Haussler (IAM).

Heinrich Haussler

Esta madrugada se disputaron los Campeonatos de Australia CRI, en los cuales aplastaron los BMC. Rohan Dennis, antiguo recordman de la hora, derrotó por un puñado de segundos a su nuevo compañero Richie Porte, que dejó este invierno su posición de gregario de lujo en Sky para buscar retos más elevados en la escuadra estadounidense. Completó el podio el emergente Sean Lake, del Continental australiano Avanti-IsoWhey.

Estos son los primeros rayos de sol de la temporada 2016. El amanecer de los eventos ciclistas no estará completo hasta que dentro de dos semanas inicie la competición de primerísimo nivel con el Tour Down Under australiano y la Vuelta a San Luis argentina.


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*