Nada menos que el 31,3% de los desplazamientos diarios en este país europeo se hacen en bici. Veamos algunos datos de esta realidad que no deja de sorprendernos.

 

En efecto, casi uno de cada tres desplazamientos en bicicleta en los Países Bajos (recuerden que el topónimo “Holanda” hace referencia solo a una de las provincias del país) se hace en bicicleta (31,2%), según datos de la Unión Europea. En España ese porcentaje se reduce a un pírrico 1,6%. La diferencia es mucha, está claro –de hecho, España se sitúa a la cola de las estadísticas europeas al mismo nivel que Reino Unido, Portugal y Bulgaria–, pero curiosamente el porcentaje de desplazamiento en coche particular es similar en España (47,4%) y en Países Bajos (48,5%).

Esto quiere decir que la mayoría de los usuarios en bici urbana neerlandeses salen de anteriores usuarios del transporte público, motoristas o peatones (sólo el 3% de los holandeses se desplaza como peatón, mientras que en España el porcentaje es de 14,5%).

Pero más allá de estas estadísticas, según ha publicado recientemente la cuenta de Twitter (@modacitylife) esta apuesta por la bicicleta urbana implica unos beneficios para la sociedad que se pueden cuantificar. Países Bajos invierte casi 600 millones de euros anuales en infraestructuras para bicicletas de carretera (unos 35€ por habitante). Cada usuario de la bici recorre unos 912 kilómetros año. Según esa cuenta, este masivo uso de la bicicleta ahorra unos 19.000 millones de euros al sistema público de salud; es decir, un 3% del PIB del país. Las cuentas son sencillas: unos 600 millones ahorran casi 20.000 millones.

Obviamente, hay que ser conscientes de que España no tiene la misma orografía que los Países Bajos, que es eminentemente llano. Nuestro país, en cambio, es uno de los más montañosos de Europa. Además, otros datos muestran que casi 72% de los desplazamientos diarios en bici cubren distancias por debajo de 5 km. Algo que también habla del modelo de desarrollo urbanístico (muchas ciudades medianas que viven en centro de trabajo relativamente cercanos) y la distribución de la población.

De cara al futuro, se espera que la proliferación de la bici eléctrica sirva para hacer más apto el ciclismo como medio de transporte en las ciudades españolas. En todo caso, estos datos quizás sirvan para conocer las realidades de los países que más apuestan por la bicicleta urbana como medio de transporte y poder fijar objetivos como sociedad.

 


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*