Seguramente muchos de vosotros habréis leído más de una vez que “las bicis deben tener matrícula y seguro obligatorio” para poder exigir derechos en las carreteras.

 

En efecto, y lamentablemente, este tipo de exabruptos se oyen y se leen mucho en algunos foros y redes sociales. “Los ciclistas no tenéis seguro, no pagáis impuestos, no mantenéis las carreteras, no pagáis matriculación…” son algunos de los comentarios negativos que podemos ver habitualmente.

Sobre el tema del seguro para ciclistas obligatorio, recientemente la Junta Directiva de la Red de Ciudades para la Bicicleta, reunida en Elche (Alicante) acaba de publicar un informe que os resumimos aquí.

Son solo tres puntos que ya hemos comentado otras veces pero que, lamentablemente, los defensores del ciclismo urbano tendremos que tener muy presentes. Son estos:

  1. La responsabilidad del ciclista está cubierta, generalmente, por el seguro de responsabilidad familiar que figura en las pólizas de los seguros del hogar. Además, la realidad es que la responsabilidad civil suele estar contemplada también los seguros de las federaciones de ciclismo y de triatlón, incluso en seguros de empresa, escolares, etc. Actualmente, ningún país en el mundo –ni siquiera los que tienen generalizado el uso de la bicicleta como medio de transporte– exige a los ciclistas un seguro obligatorio o la matriculación de las bicicletas. El único país que exigía un seguro de la bicicleta, Suiza, eliminó su obligatoriedad al comprobar la generalización del seguro del hogar en sus ciudadanos.
  2. Los ayuntamientos no tienen competencia para imponer a los ciclistas ni a los usuarios de bicicleta un seguro obligatorio, pero sí pueden y deben exigir a las compañías de alquiler tanto de bicicletas como de VMP (monopatines, etc.) un seguro de responsabilidad civil por daños causados tanto por los usuarios de sus vehículos como por sus propios vehículos una vez estacionados o abandonados. Lo mismo a las compañías turísticas y de transporte de mercancías que emplean bicicletas y VMP.
  3. Los ayuntamientos deben examinar con atención sus propias pólizas de seguro para comprobar que incluyan la responsabilidad in vigilando, ya que la proliferación de accidentes en las aceras causados por bicicletas y sobre todo por VMP podrían llevar a los servicios jurídicos de la víctima a demandar directamente al municipio por falta de vigilancia en la prohibición de circulación por las aceras y zonas peatonales.

El informe, elaborado por Ciclojuristas, es mucho más extenso y se puede consultar aquí.

 

 


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*