Como muchos de nuestros lectores ya sabrán, el de este año es un Mundial de ciclismo en ruta con un recorrido realmente duro. En Innsbruck, los ciclistas de categoría élite masculina tendrán que superar un desnivel acumulado en torno a los 4.500 m, en un recorrido de más de 265 km. De ahí que entre los principales favoritos para conseguir el maillot arcoiris este año se encuentren nombres como Valverde, Nibali, Bardet, Alaphillipe, M. Á. López, Yates, Dumoulin, Roglic…

El trazado del mundial de ciclismo se divide en tres partes: una primera de unos 90 km por un terreno ondulado y que ya incluye una primera subida exigente a la cota de Gnadelwald (2,6 km al 10,5%). La segunda parte es es el circuito mundialista en sí mismo, un trazado de 24 km al que se darán seis vueltas (144 km en total) y que incluye la cota de Igls (7,9 km al 5,7%). Será en la última de estas seis vueltas cuando los ciclistas tendrán que afrontar la explosiva cuesta final a Gramartboden. Esta última subida tan solo se pasará una vez y se encuentra a tan solo 8,5 km de meta. Unos kilómetros finales que destacan por ser un descenso rápido y técnico, en el que los ciclistas deberán trazar con mucho cuidado para no perder sus opciones en el Mundial de Innsbruck.

Rampas del 20% en una subida final muy dura que se encarará en los últimos kilómetros del Mundial de ciclismo en ruta de Innsbruck-Tirol 2018. La inclusión del ascenso a esta cota final a Gramartboden –2,8 km al 11,5%– es toda una innovación de este Mundial, ya que es una subida final que se añade en la última vuelta del circuito mundialista. En este vídeo publicado por los organizadores de la prueba mundialista, vemos a Juan Antonio Flecha retorcerse en las duras rampas de una cuesta corta pero intensa.

 


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*