Este sábado 21 de mayo, el Giro de Italia vivirá su etapa reina con la disputa de la 14ª jornada entre Alpago y Corvara, de 210 km. Se trataría de una etapa dolomítica más de la carrera italiana sino fuera porque su recorrido esconde, de hecho, un homenaje a una de las pruebas cicloturistas más importantes y duras del panorama internacional: la Maratona dles Dolomites.

Se trata de una prueba ciclista con casi 30 años de historia y que transcurre en el corazón de los Alpes Dolomíticos. También es una de las más duras, ya que las rutas propuestas son un continuo subir y bajar por un sinfín de pasos de montaña con una dureza más que considerable. Para muchos es la prueba cicloturista de montaña más dura y más emblemática de cuantas se celebran en Europa. Los nombres de sus montañas transmiten la leyenda de la carrera rosa: Pordoi, Passo Sella, Gardena, Campolongo, Giau, Valparola… Para hacerse una idea de su dureza no es necesario ni tan siquiera fijarse en el recorrido largo, ya que sólo con el recorrido medio se suman más de 3000m de desnivel en apenas 100km. ¡Una barbaridad!

Como es habitual en las marchas cicloturistas (o ciclodeportivas) en Europa, la Maratona incluye tres propuestas de recorrido. Además del medio que hemos comentado (106km y 3130m), ofrecen la ruta larga (138km y 4230m) y un recorrido corto (55km y 1780m). La salida y la llegada se sitúan en torno a la coqueta localidad de Corvara in Badia, centro de ocio para los deportes de invierno en la cordillera dolomítica.

La Maratona es todo un acontecimiento en Italia. Su «villa de Partenza» es una de las ferias de ciclismo más notables del país y allí se reúne buena parte de la industria del sector, así como otras empresas, grupos animadores, patrocinadores, espectáculos de todo tipo… Todo ello con el objetivo de amenizar un fin de semana intenso de ciclismo y emociones.

La prueba es tan importante que las carreteras se vienen cortando al tráfico motorizado desde hace ya varios años. Además, se retransmite en directo por un canal de TV. Y es que, en Italia, este tipo de marchas tienen un carácter mucho más que cicloturista, son auténticas competiciones que los equipos locales preparan a conciencia con auténticas estrategias y preparativos de todo tipo.

Por supuesto, conseguir una plaza para la Maratona es complicado, pero no imposible. Hacia finales de cada año, se pone en marcha un sorteo de las 8.000 plazas disponibles. Un sistema similar al que aplica en la Quebrantahuesos española. La prueba de este año se disputará el próximo 3 de julio.

Más información: www.maratona.it


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*