El joven danés de 23 años sorprende a los principales favoritos en una carrera marcada por el frío y la lluvia constante.

 

Mads Pedersen es el nuevo campeón del Mundo de fondo en ciclismo de carretera. Con solo 23 años, el danés se impuso brillantemente en una carrera muy dura por el frío y la lluvia constante y en la que solo acabaron 46 de los casi 200 ciclistas que tomaron la salida. Como buen danés, Pedersen se desenvolvió bien en el terreno mojado (en ocasiones realmente encharcado) de Yorkshire y estuvo en la creación de la fuga que determinó el final de la carrera.

 

A falta de 60 km para el final se formó un cuarteto de auténticos “trotones” con Theunissen, Küng, Moscon y el propio Pedersen. Por entonces, ya estaban fuera de juego muchos de los grandes favoritos: Valverde, Gilbert, Alaphilippe… Faltaba ver cómo se mostraría el joven Van Der Poel, el fenómeno del ciclismo que este año ha demostrado ser capaz de ganar en clásicas de carretera y pruebas cortas de XC y ciclocross. Y el holandés no defraudó, siempre presto para dar la cara, aceleró a falta de cuatro vueltas para el final. Solo le pudo seguir Matteo Trentin. El italiano suele estar muy en forma siempre a estas alturas de la temporada y tenía este Mundial de Yorkshire como uno de los principales objetivos de la temporada.

 

El ritmo por entonces era ya muy elevado y los esfuerzos de belgas y franceses por recortar los apenas 40” de diferencia de los fugados no surtieron efecto. Al contrario, los de delante avivaron el ritmo con la llegada de Van Der Poel y Trentin. Tanto que se descolgó primero Theunissen y, oh sorpresa, a falta de dos vueltas el propio Van Der Poel, totalmente desfondado e incapaz de seguir el ritmo de ningún otro grupo.

 

En el último repecho de la última vuelta una aceleración de Stefan Kung descolgó también a Moscon, dejando en cabeza a tres corredores para tres medallas. Curiosamente, en ese movimiento estuvo a punto de ceder también Pedersen. Pero el danés supo sufrir y agarrarse a la rueda de sus compañeros de escapada y batirles con facilidad en la meta. Gran sorpresa, ya que muchos daban por hecha la victoria de Trentin, especialista en este tipo de llegadas, pero como se ha repetido en muchas ocasiones: un sprint tras 260 kilómetros no es un sprint normal. Y muchos menos en un Mundial de ciclismo y tras casi 7 horas de lluvia y frío.

 

Por parte de la selección española, el plan era Valverde, pero el murciano no funciona bien en días de lluvia. Se retiró a falta de 100 km para el final y salvaron la cara para España los hermanos Izagirre, Ion y Gorka, estuvieron en el grupo cabecero en todo momento. Gorka incluso estuvo a punto de entrar en el corte decisivo tras el movimiento de Trentin, pero se quedó a escasos 20” de contactar. Finalizó la carrera en novena posición.

Ya solo queda felicitar a los corredores (especialmente a los 46 valientes que finalizaron en Harrogate) y desearle al joven Pedersen que tenga una temporada ciclista digna del precioso maillot que portará con orgullo.

 


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*