Un nuevo ciclista británico y, también de nuevo del equipo ciclista Sky, ha ganado el Tour de Francia. Lo ha hecho de manera brillante, aparentemente sin pasar grandes apuros, con el deportista galés Geraint Thomas, un ciclista de 31 años que empezó en la pista de la mano del hacedor de este imperio ciclista, David Blaisford. Sin duda, el Sky es el gran triunfador de este Tour de Francia 2018. Sobre todo porque da la sensación de que podría haber ganado la carrera con al menos dos corredores más: Chris Froome y el jovencísimo Egan Bernal. Pero fue Thomas quien salió por delante del primer bloque de etapas, favorecido por evitar las caídas, la buena CRE y la etapa del pavé. Antes de empezar las etapas de ciclismo de montaña, sus compañeros de equipo estaban por detrás de él en la general y así se ha mantenido hasta el final del Tour 2018.

De hecho, el triunfo de Geraint Thomas se ha cimentado en una colosal labor de equipo. El ciclista galés ha aguantado a rueda de los mejores en las grandes etapas de montaña, arropado por sus compañeros y encima con ese plus de “ex pistard” para poder esprintarles y llevarse un par de etapas y las bonificaciones. Ni Dumoulin, ni Roglic, ni Landa, ni Quintana, ni el propio Froome han sido capaces de poner en apuros a un líder sólido que en los puertos finales llegaba a contar con tres compañeros de equipo entre el grupo de los 8-10 mejores escaladores de la carrera.

Con un panorama así es complicado que otros corredores y equipos ciclistas asalten el trono del Tour. Dumoulin lo ha intentado pero muy tímidamente y pronto pareció que prefería asegurar su segundo puesto en el podio de París. Algo similar ocurrió con los Jumbo-LottoNL que este año han llegado al Tour con un equipazo en montaña: Rogli, Kruswuij, Gesink… pero sus intentos apenas llegaron a amenazar seriamente el dominio del equipo Sky. En cuanto al Movistar, el otro gran aspirante, pronto se vio que ni Valverde, ni Quintana, ni Landa estaban realmente con el nivel necesario como para asaltar seriamente el Tour de Francia. Los chicos de azul se movieron en maniobras lejanas más que en anteriores ediciones, pero el daño que pudieron hacer a ese dominio del Sky fue prácticamente nulo. Aún así, el equipo español se va de la ronda francesa con una etapa ganada brillantemente por Nairo Quintana y la general por equipos (clasificación muy querida por la escuadra desde los tiempos del Reynolds).

Quizás lo más interesante que nos deja este Tour de Francia es saber qué nos deparará el futuro inmediato dentro de las filas del Sky team. Ahora tendrán que gestionar los egos de ganadores del Tour en activo y de edad similar. Y además el brutal empuje de un joven como Bernal que, ya sabemos, puede subir con los mejores haciendo de gregario. De cómo solvente Blaisford esta cuestión interna, dependerá que el próximo Tour de Francia tenga quizás una mayor competencia. Pero para eso, tendremos que esperar prácticamente un año…


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*