La temporada ciclista de carretera ha comenzado esta semana en tres enclaves extraños para un deporte eurocéntrico como el de la bicicleta. Hay una carrera en Australia, el Tour Down Under, que se supone inauguración del calendario ciclista de primera división. No obstante, las estrellas han optado por competir en la Vuelta a San Luis, disputada en Argentina. Mientras, una sección modesta del pelotón se ha ido a correr la Tropicale Amissa Bongo, en Gabón. Por un mes, las bicicletas ruedan en el hemisferio sur.

El Tour Down Under, la prueba de más nivel, cuenta con un nivel medio elevadísimo merced a la presencia de los 18 conjuntos World Tour, que acuden en su mayoría con la segunda y tercera línea de sus respectivos efectivos. Esto, sumado a un recorrido ecléctico y plagado de alternativas, genera una competición divertida, proclive a la incertidumbre y a tácticas avezadas como disputar las bonificaciones de las metas volantes, que en más de una ocasión han decantado la general final a favor de uno u otro corredor.

Tour Down Under

Es el caso de Simon Gerrans (Orica-GreenEdge), que ya ganó una edición de la ronda australiana por un segundo (sobre Cadel Evans, en 2014) y otra por ninguno (sobre Alejandro Valverde, en 2012). El ‘aussie’ se aplica el cuento a conciencia, buscando resarcirse de una temporada ciclista aciaga en la cual no sólo obtuvo resultados mediocres para su pedigrí sino que generó problemas dentro de su equipo. Por lo pronto ya ha anotado una victoria de etapa y lidera la general con unos segunditos sobre dos compatriotas: Jay McCarthy, prometedor ciclista escalador de Tinkoff, y Rohan Dennis, excepcional rodador de BMC. El juez de paz será Willunga Hill, una cota de tres kilómetros en cuya cima se situará la meta en la madrugada del sábado.

Mientras tanto, en San Luis se han reunido para pedalear por el árido interior argentino el campeón del mundo, Peter Sagan (Tinkoff); el ganador de las tres grandes vueltas y el último Lombardía, Vincenzo Nibali (Astana); y el dos veces podio del Tour de Francia, Nairo Quintana (Movistar). La competencia inició con una CRE anotada por Etixx-Quick Step, que dio continuidad a su éxito al día siguiente con un fantástico esprint del rutilante Fernando Gaviria. Anoche, en el primer contacto con la montaña, Nibali y Nairo se tantearon. No obstante, la etapa se la llevó un fugado, el holandés Peter Köning (Drapac), y el maillot de líder sigue portándolo Gaviria. Los dos campeones tendrán dos oportunidades más de medirse hoy jueves y el próximo sábado en sendos finales en alto.

En Gabón, los franceses de Direct Energie y Fortuneo y los brasileños de Funvic se están midiendo con lo más granado de los Continentales africanos y asiáticos. Andrea Palini, italiano de SkyDive Dubai, ganó la mano en las dos primeras jornadas de ciclismo de carretera a los velocistas de las escuadras galas, Adrien Petit y Yauheni Hutarovich. En la tercera Petit, antiguo ciclista de Cofidis, se resarció. Quedan por delante cuatro etapas ciclistas para dirimir la contienda, incluyendo una crono de 4 kilómetros que beneficia las opciones del mentado Petit.


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*