Chris Froome logra su cuarto Tour de Francia

Chris Froome logró por fin alzarse con la victoria en el Tour de Francia 2017. El cuarto de su trayectoria y el quinto del Team Sky desde que en 2012 consiguiera la victoria con Bradley Wiggins (precisamente con Froome en la segunda plaza). Esta victoria coloca al británico a un paso del Olimpo ciclista, a punto de alcanzar el club de los cinco en el que se encuentran ni más ni menos que Anquetil, Merckx, Hinault e Indurain.

Paradójicamente, el Froome con el peor rendimiento de los últimos años ha logrado esta cuarta victoria sin grandes apuros. El británico o no ha podido o no ha necesitado ninguna gran exhibición, ni en montaña ni en contrarreloj, para contener a sus principales rivales. De hecho, es el primer Tour Froome –y uno de los pocos de la historia– que se salda sin ninguna victoria de etapa para el vencedor final. Y eso a pesar de que aparentemente los rivales de Froome eran más que nunca, con la clasificación general más apretada de la historia del Tour. Mediada la competición, hasta el noveno de la general perdía tan solo un par de minutos con el líder, algo nunca visto en la larga historia de la carrera francesa.

Y paradójicamente también, quizás el Tour de Francia con menos crono de la historia se ha decidido en esa disciplina. En montaña, los favoritos han estado muy igualados y a duras penas han logrado distanciarse por las bonificaciones. Pero en los apenas 35 km contra el crono de este Tour, Froome ha sacado unas diferencias suficientes para alzarse con la victoria. De hecho, el británico ha sabido gestionar con maestría los 30-50” que sacó a sus rivales en el prólogo de Düsseldorf. Un Tour de aguante, inteligencia y resistencia, para el Froome menos fuerte del último lustro en la montaña.

Por detrás del británico, el colombiano Rigoberto Urán ha sido la gran sorpresa. Se ha alzado con una segunda plaza con la que nadie contaba y que sirve para que Colombia siga con una racha nunca vista de corredores en el podio de las últimas grandes vueltas. El de Urán ha sido un Tour también de aguante, ganó una etapa al sprint desde el grupo de favoritos y después supo sufrir en la montaña, pero nunca dio la sensación de tener gas para asaltar, o intentar al menos, el asalto al liderato.

Casi lo mismo ocurrió con el tercero en el podio, Romain Bardet. La gran esperanza del ciclismo francés, a pesar de contar con un equipo mucho más potente que en las últimas ediciones, sí que lo intentó en alguna etapa de montaña, aunque con poca convicción y apenas resultados. Además, su mala crono del penúltimo día en Marsella, a punto estuvo de costarle la plaza en el podio, lo cual hubiera sido catastrófico para el joven francés, que seguramente aún tenga margen de mejora.

Y de entre los corredores más destacados de este Tour 2017, quizás la gran sensación haya sido la de Mikel Landa. El corredor alavés ha dado la sensación de ser el más fuerte en la montaña y se ha quedado a solo 1” del tercer cajón del podio. Obviamente, para Landa correr en el Team Sky de Froome no le ha ayudado a demostrar todo su potencial, especialmente en la montaña. Hay muchas expectativas de cara a su anunciado cambio de equipo y a cómo podría desenvolverse como líder único de un gran equipo.

En todo caso, el Tour de Francia 2017 ya es historia. Ahora nos queda seguir la temporada esperando el inicio de una Vuelta a España en la que la participación será de lujo. De hecho, el propio Froome ya ha anunciado que estará en la salida en Nimes (Francia), ya queda menos de un mes…

http://www.letour.fr/es/

There are no comments yet, add one below.

Deja Un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*