Aparecidas hace unos diez años y generalizadas hace relativamente poco, las nuevas bicis eléctricas se sitúan en un limbo legal.

Hace ya más de diez años que aparecieron las primeras bicis eléctricas. Se trata de bicis a las que se les ha acoplado un motor eléctrico, desmontable, y que, por tanto, permite usar la bici también sin ningún motor. En realidad, estas bicis se parecen mucho a los antiguos ciclomotores que proliferaron en los años ochenta y noventa, sobre todo entre los más jóvenes. La gran diferencia es que el motor de la actual bici eléctrica es una ayuda al pedaleo, es decir, se debe pedalear siempre para que la bici avance. El concepto es que el motor debe “empujar” al ciclista en momentos de dificultad.
stealth-bomber-2
Las bicis eléctricas no están hechas par ir rápido, sino que pretenden ayudar a un determinado tipo de público a usar la bici. En principio, están enfocadas al uso urbano, al transporte; pero cada vez más marcas las están lanzando en formato BTT. Para el ciclismo de montaña, el motor eléctrico es muy válido para las disciplinas en las que se prioriza la bajada, la técnica y, por tanto, la subida es básicamente un trámite. La ayuda eléctrica también es muy útil para ciclistas que por edad, condición física o falta de tiempo no pueden seguir el ritmo de sus compañeros de ruta, y con una e-Bike lo tienen más fácil.

Un aspecto aún por aclarar de las bicis eléctricas es el vacío legal en el que se mueven. Los antiguos ciclomotores a los que nos referíamos más arriba debían estar matriculados y había que solicitar un permiso para circular. Los entendidos dicen que las e-Bike, en cuanto a bicis, se supeditan a las normas que regulan el ciclismo en las vías urbanas e interurbanas, pero en cuanto a bicis impulsadas por un motor hay un limbo legal. De hecho, se conocen varios casos en los que la policía local o la guardia civil ha multado a usuarios por diversos motivos relacionados con las bicis eléctricas.


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*