El ganador de la Vuelta a España de 1948 cumplió este mes de enero nada menos que 96 años.

A veces en España somos muy desmemoriados, y por eso de vez en cuando conviene darse una vuelta por nuestro pasado ciclista. Nos referimos al pasado que va más allá del visual o televisivo. Un pasado medio, cuyo conocimiento nos permite valorar mejor a los ciclistas actuales en base a saber las durísimas condiciones de las gestas de los pioneros.

El pasado 8 de enero de 2021, cumplió nada menos que 96 años el ciclista alicantino Bernardo Ruiz. Nacido en Orihuela, en 1925, Ruiz es de largo el ganador de la Vuelta a España más longevo, además de uno de los mejores ciclistas españoles de todos los tiempos.

Bernardo Ruiz

El alicantino fue un pionero de nuestro deporte allá por los años cincuenta del siglo XX. En un país y unos tiempos muy duros, y previos al gran crecimiento que experimentó el ciclismo de la mano de otros grandes como Poblet, Bahamontes y Julio Jiménez. Ruiz fue el primer ciclista profesional español, clasificación otorgada por la UCI y la Federación Española, uno de los primeros que pudo ganarse la vida dándole a los pedales. Y es que como el propio Ruiz comentó en más de una ocasión: “Me hice ciclista por necesidad”.

Bernardo Ruiz ganó la Vuelta a España en 1948 y consiguió el tercer puesto en 1957. Pero también fue el primer español en subir al podio del Tour de Francia, en 1951. Su palmarés está repleto de triunfos: triple campeón de España de Ruta y una vez de Montaña (que en aquellos años significaba un recorrido montañoso).

Ya en 1945, con apenas 20 años, se impuso en la Volta a Cataluña. Consiguió más triunfos de etapa en la ronda catalana, pero por encima de todo destacó en el el Tour de Francia donde consiguió dos victorias de etapa en 1951 para acabar 9º en la general. Al año siguiente consiguió subir al podio del Tour, flanqueando nada menos que a Coppi y a Ockers.

Bernardo Ruiz

Tiempos de gigantes del ciclismo

Por entonces ya era un ciclista consolidado. Un clásico de las mejores carreras de aquel ciclismo en el que los ganadores solían arrasar en auténticas cabalgadas legendarias. Eran tiempos de gigantes: Bartalli, Coppi, Bobet, Gaul, Kübler, Koblet… Ruiz arrasó en la Vuelta de 1948, la de su consagración con apenas 23 años; donde además de la general final se llevó tres etapas y la clasificación al mejor escalador.

Marcó otro hito para nuestro ciclismo en 1955 al convertirse en el primer español en ganar una etapa del Giro de Italia. Se retiró del ciclismo a finales de 1958, no sin antes conseguir una nueva victoria en el Campeonato de España de ruta vistiendo los colores del histórico Faema-Guerra.

Bernardo Ruiz siguió vinculado al mundo del ciclismo como director de equipo. Y ya en 1961 contribuyó a que Angelino Soler se convirtiera en el ganador de la Vuelta a España más joven de la historia (21 años, un récord que aún no se ha superado). Duró poco como técnico, a mediados de los años sesenta regresó a su Orihuela natal, donde puso en marcha una tienda de motos y bicicletas.


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*