Emma Johansson confirma su gran momento ganando la Emakumeen Bira

La semana pasada fue la primera y única en la que España fue protagonista mundial del ciclismo femenino. Y es que la 29ª edición de la Euskal Emakumeen Bira atrajo a un buen puñado de figuras del pelotón mundial, con el aliciente para los equipos de casa de competir ante su gente y frente a las mejores. Lo dicho, desgraciadamente será la única semana en la que el ciclismo femenino mire principalmente hacia nuestro país. Al menos hasta septiembre, cuando se dispute la Madrid Challenge coincidiendo con el final de la Vuelta a España.

Un total de 128 corredoras se dieron cita en el prólogo inaugural de Iurreta, sobre algo más de tres kilómetros. Y la rodadora finlandesa Lotta Lepisto (Cervélo – Bigla) se lo llevó con cuatro segundos sobre Claire Rose. Una distancia más que respetable teniendo en cuenta lo corta que era la etapa, pues supone sacarle más de un segundo por kilómetro a la inmediata perseguidora.

Lepisto perdería el liderato en Eskoriatza, en una etapa de 77 kilómetros y con el típico perfil de carrera vasca: rompepiernas, sin grandes puertos pero sin un metro llano. Allí Emma Johansson, una de las corredoras más destacadas del Women World Tour pero que todavía no había estrenado el palmarés este año, le dio el primer golpe a la Bira ganando en solitario a Carmen Small y sacando 14 segundos al pelotón donde venía la líder finlandesa, que fue tercera.

Emma Johansson en la Emakumeen

La llegada a Urkiola se presumía como la jornada reina de la Emakumeen Bira. Y lo cierto es que no defraudó en absoluto. Las corredoras acabaron llegando prácticamente de una en una, al menos las 20 primeras, lo que evidencia la fuerte batalla que hubo en la ascensión al mítico puerto que hasta hace sólo unos años tenía su propia carrera en el circuito masculino. Otra más que se fue al limbo con la crisis económica y que la afición de Euskadi tanto echa de menos. Una vez más, Emma Johansson fue la más fuerte. Que la segunda y tercera fuesen Megan Guarnier y Elisa Longo Borghini por ese orden pone de manifiesto el gran nivel que hubo en la prueba. Con la victoria en Urkiola, Johansson se ponía con 20 segundos en la general sobre Guarnier y 24 por delante de la italiana. Por delante dos duras jornadas.

En Berriatua se produjo lo que se puede considerar como un sprint ‘masivo’. Todo lo masivo que puede ser una llegada de 37 ciclistas a meta. La veterana Giorgia Bronzini (Wiggle – High 5) se impuso sobre Carmen Small en una llegada más que reñida. Tampoco tuvo problemas Johansson para mantener su posición de líder en la última etapa con salida y llegada en Portugalete. Y no es porque se lo pusieran fácil, porque tras un sinfín de ataques apenas se presentaron en la llegada ocho corredoras. Las más fuertes y que ocuparon los puestos de privilegio de la Bira. Ganó, esta vez sí, Megan Guarnier (Boels – Dolmans), y Johansson aguantó la general con 12 segundos sobre la americana. La sudafricana Ashleigh Moolmans entraba tercera en meta, bonificaba y se colaba en el podio por delante de Elisa Longo Borghini.

Un poco por detrás, pero muy cerca, de este ramillete de corredoras de auténtico lujo llegaba en todas las etapas la española Ane Santesteban, que finalmente se quedó en una undécima posición, a apenas cinco segundos del Top10 general. Buena actuación también de la curtida Mavi García (Bizkaia-Durango) y la prometedora Eider Merino (Lointek), ambas en el Top20 final. Después de esta semana, la serpiente multicolor femenina se desplaza a latitudes mucho más comunes: las Ardenas, con la disputa de la Flecha Valona.

There are no comments yet, add one below.

Deja Un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*